viernes, 24 de septiembre de 2010

ACCEPT - Blood of the Nations - 2010

Era el año 1996 cuando Accept editaba su último disco, “Predator”, mucho ha llovido desde entonces, Udo ya no está en el grupo y de nuevo el fantasma de un fracaso en la elección de nuevo vocalista planeaba en las mentes de todos. Recordando el fiasco que supuso la incorporación de David Reece y el cambio de sonido americano que vivimos con “Eat The Heat”, que sin ser un pésimo disco dejaba bastante de lado lo escuchado hasta la fecha en el grupo germano, suavizando bastante su propuesta musical.
En otras bandas como Iron Maiden con Blaze Bailey o Judas Priest con Ripper Owens el cambio de vocalista fue muy comentado, dinosaurios de esa talla deben elegir bien ya que hay millones de seguidores esperando quien ha sido el afortunado y las comparaciones siempre son odiosas, Accept no iba a ser una excepción.
Aparte el hecho de tocar los clásicos en directo y que no desentonen con el nuevo cantante, es fundamental para el buen funcionamiento del grupo.
Accept sin Udo: Esa era la principal preocupación.

Lo de “sin Udo no es Accept” se lo han tenido que guardar todos los que tenían a punto este argumento tan clásico por el innegable valor de las composiciones, y parece que también se ha aplazado la carga contra el “chico nuevo” que pone las voces. Mark Tornillo puede que no tenga el carisma de Udo Dirkschneider e incluso, ojo, puede que no llegue a la espectacularidad del sonido que Udo ha conseguido para su trabajo vocal en sus últimos discos en solitario, pero lejos de desmerecer encaja perfectamente en un disco que es tan bueno y tan Accept que anula cualquier queja sobre valía o identidad.
Dos buenas noticias mas tenemos con la publicación de “Blood of the Nations”, la primera el sonido potentísimo que ofrece (cortesía de Andy Sneap: Megadeth, Testament..), con unas guitarras asesinas y muy heavys en toda la obra, dando cuerpo al metal de toda la vida de Accept que tanto nos gusta, la segunda el retorno de Herman Frank al grupo desde “Balls to the Wall” y tras su paso por grupos como Victory, Moon Doc o Sinner. Junto a Wolf Hoffmann hacen una dupla temible.
Sin duda un gran retorno de Accept tras catorce años, que satisfará a los seguidores del grupo en general y a los que gusten de buen heavy metal, pleno de fuerza, de alto nivel técnico y hecho con gusto. Tornillo pasa la prueba del algodón y el grupo no acusa en absoluto la salida de Dirkscheiner.

En definitiva si te gustan los clásicos y los trabajos anteriores de Accept, este disco te va a encantar.

Pidelo ya enviando un correo a:
o llama al 8836-4662