jueves, 23 de septiembre de 2010

SACRIFICE - The Ones I Condemn

Una de las más brutales bandas que nos dio el Thrash fueron los legendarios Sacrifice, provenientes de Toronto, Canadá, la banda fue fundada en 1983, por los guitarristas: Rob Urbinati y Joe Rico, ambos influenciado por el metal de los 70 ya sea Sabbath, Kiss, Motorhead, y por aquellas épocas; Anvil, Exciter y Metallica. Poco después de reclutar en la batería a Andrew Banks, empezaron a tocar covers de; Priest y Sabbath.
Joe Rico, metería a la banda a su amigo del colegio, Scott Watts, para que tocara el bajo, y Watts, trae a su amigo Craig Boyle, para reemplazar a Banks en la batería, pero las cosas no funcionarían ya que Boyle no era tan rápido como querían, posteriormente se uniría para hacerse cargo de la voz, John Baldy.
25 años han pasado desde que la demoledora banda canadiense Sacrifice debutara con aquel clásico: Torment In Fire . En el 2005 el grupo decide reunirse para realizar algunas presentaciones y finalmente se deciden por grabar un nuevo disco. Para nadie es un secreto que en múltiples ocasiones esos recesos tan extensos hacen que los grupos fallen estrepitosamente con sus álbumes de regreso, pero en Sacrifice eso no pasó y se han soltado un disco que recoge toda la esencia de la banda, un material que hará las delicias de todos aquellos que les escuchamos hace tantos años; tan agresivo y ácido como en sus mejores años.
Ya decía yo que aún faltaba algún clásico del Thrash por resucitar de entre los muertos. Si el año pasado las sorpresas fueron Heathen ahora les toca a los canadienses Sacrifice, maestros del furioso arte en aquellos viejos tiempos, y competidores en cuanto a intensidad con los más duros del estilo.
En este disco se observa que la banda ha evolucionado y ha adquirido una gran madurez que se refleja totalmente en su sonido al que endurece considerablemente respecto a discos del pasado. Los riffs que podemos escuchar en este "the ones I condemn" son de una gran calidad y desprenden puro Thrash Metal por los cuatro costados. En temas como "Give me Justice", "Hiroshima" o en el que da nombre al album, son prueba viva de lo que es el verdadero Thrash, con una velocidad y una ira incontrolada que choca con el tema más lento del disco "Tetragrammaton", el cúal es otro pedazo de corte de gransísima calidad y que nos permite ver la variedad en cuanto a música de Sacrifice.

No me queda más que recomendar este disco totalmente si quieres disfrutar de puro Thrash Metal y si eres fan de sus discos anteriores, este disco definitivamente te gustará.
Pidelos ya enviando un mail a:
o llama al 8836-4662